32812268

La puerta de la esperanza es un libro escrito por José Luis Olaizola en 1990, y está basado en unas conversaciones con Juan Antonio Vallejo-Nágera. Cuando este es diagnosticado de un carcinoma de cabeza de páncreas decide escribir una autobiografía, pero previendo las dificultades del trabajo por los efectos de la enfermedad y el tratamiento, le encarga el trabajo a su amigo José Luis. A partir de ese momento se reúnen en casa del médico y charlan sobre su vida, y sobre lo divino y lo humano. Para completar el trabajo el autor se reúne igualmente con otras personas de la familia, entre los que se cuenta el entonces Arzobispo de Sevilla, F. Carlos Amigo Vallejo.

Cuando uno lee un libro de un médico psiquiatra, catedrático de Psiquiatría, académico de Medicina, pintor y escritor; en definitiva, un clínico-humanista, además de reconocido carácter religioso (católico practicante) en situación terminal, piensa que va a encontrar respuestas al eterno arcano de la muerte y la transición. Y precisamente eso es lo que lleva a una primera impresión de vacío. No las hay. Pero después, entendiendo que no las hay porque no las puede haber, se lee una tranquila conversación entre dos amigos, un repaso biográfico de la vida de Juan Antonio Vallejo-Nágera con desviaciones filosóficas, antropológicas, psicológicas… multitud de aristas que conforman un todo sencillo, pero completo. Está escrito en un lenguaje coloquial, algo rancio y en ocasiones políticamente incorrecto, siendo por ello más fresco, aunque parezca paradójico (creo que fue Andy Warhol, aunque no estoy muy seguro, el que dijo que “dentro de poco todos podremos decir lo que pensamos, porque todos pensaremos igual”).

Es un interesante libro-homenaje, para conocer mejor la figura de un médico insigne, y del que al final sí que se pueden extraer algunas conclusiones. Sólo hay que buscarlas.

Anuncios