Alfred Berhard Nobel, Swedish chemist, c 1885.Alfred Nobel

El 29 de junio de 1900, siguiendo las indicaciones que Alfred Nobel dejó en su testamento, Ragnar Sohlman y Rudolf Liljequist crearon una de las instituciones más prestigiosas de la Humanidad a lo largo de la Historia: la Fundación Nobel.

Alfred Nobel nació en Estocolmo el 21 de octubre de 1833. Después de su formación continuó en el negocio familiar y se dedicó a la fabricación de explosivos. Tras la muerte de su hermano por una explosión accidental de nitroglicerina investigó una forma más estable de explosivos, e inventó la dinamita: mezclando la nitroglicerina con un material poroso consiguió evitar la explosión con la manipulación e incluso el fuego. Sólo explotaba mediante el uso de detonadores. Con esta y otras patentes en el mismo campo, Nobel logró hacer una fortuna valorada en 33.000.000 de coronas suecas el día de su muerte.

Inicialmente el objetivo de Nobel era que sus explosivos se emplearan en minería y construcción, pero, obviamente, no pudo evitar el uso bélico. Eso le creó un conflicto de conciencia por el daño que sus inventos podían haber causado a la Humanidad, lo que le llevó a redactar el siguiente testamento:

“El que suscribe, Alfred Bernhard Nobel, declaro por este medio tras profunda reflexión, que mi última voluntad respecto a los bienes que puedo legar tras mi muerte es la siguiente:

Se dispondrá como sigue de todo el remanente de la fortuna realizable que deje al morir: el capital, realizado en valores seguros por mis testamentarios, constituirá un fondo cuyo interés se distribuirá anualmente como recompensa a los que, durante el año anterior, hubieran prestado a la humanidad los mayores servicios. El total se dividirá en cinco partes iguales, que se concederán: una a quien, en el ramo de las Ciencias Físicas, haya hecho el descubrimiento o invento más importante; otra a quien lo haya hecho en Química o introducido en ella el mejor perfeccionamiento; la tercera al autor del más importante descubrimiento en Fisiología o Medicina; la cuarta al que haya producido la obra literaria más notable en el sentido del idealismo; por último, la quinta parte a quien haya trabajado más y mejor en la obra de la fraternidad de los pueblos, a favor de la supresión o reducción de los ejércitos permanentes, y en pro de la formación y propagación de Congresos por la Paz.

Los premios de Física y Química serán otorgados por la Academia de Ciencias sueca; los de Fisiología o Medicina por el Instituto Carolino de Estocolmo; los de Literatura por la Academia de Estocolmo y el de la obra por la Paz por una comisión de cinco personas que elegirá el Parlamento noruego. Es mi voluntad expresa que en la concesión de los premios no se tenga en cuenta la nacionalidad, de manera que los obtengan los más dignos, sean o no escandinavos.

Como ejecutores de estas disposiciones testamentarias designo al señor Ragnar Sohman, con domicilio en Befors, Verlandia, así como al señor Rudolf Lilljequist, con residencia en Malmskildnadsgatan 31, Estocolmo, y Bengtfors en las proximidades de Uddevalla.

A partir de ahora, es éste el único testamento con valor legal. Con él quedan sin efecto todas las disposiciones testamentarias anteriores que puedan aparecer después de mi muerte.

París, 27 de noviembre de 1895.”

Alfred Nobel moría en San Remo el 10 de diciembre de 1896. A su muerte legó unas 100.000 coronas suecas a su familia (6% aproximadamente de su fortuna). El resto se empleó para la Fundación.

En 1901 se concedieron por primera vez los Premios Nobel. El día elegido para la ceremonia de entrega desde entonces es el 10 de diciembre, como no podía ser de otra manera. A los premiados se les entrega una medalla de oro, un diploma y una cantidad de dinero. No puede ser compartido por más de tres personas y no se puede entregar a título póstumo a menos que el galardonado fuera elegido en vida. Desde 1902 los premios son entregados por el Rey de Suecia.

Los primeros galardonados fueron Wilhelm Conrad Röntgen en Física, por el descubrimiento de los Rayos X; Jacobus Henricus van´t Hoff en Química, por el descubrimiento de la presión osmótica de las disoluciones; Emil Adolf von Behring en Fisiología o Medicina, por el descubrimiento del suero contra la difteria, la primera terapia inmunológica, precursora de las vacunas; Sully Prudhome en Literatura, por su composición poética; y Frédéric Passy en Paz, por la fundación de la Unión Interparlamentaria y la organización del primer Congreso Universal por la Paz.

El Premio Nobel de Economía se instituyó en 1969 y no es un Premio Nobel como tal, en realidad su nombre es Premio del Banco de Suecia En Ciencias Económicas en memoria de Alfred Nobel. El premio es sufragado por el Banco de Suecia y se encarga de su gestión la Real Academia Sueca de las Ciencias.

Anuncios