saltoalagloria

Película española de 1959, dirigida por León Klimovsky e interpretada por Adolfo Marsillach y Asunción Sancho. Fue presentada al Festival de San Sebastián de 1959 y ganó el premio a la mejor largometraje de habla hispana y a la mejor interpretación masculina.

Es una biografía de Santiago Ramón y Cajal, que comienza en la guerra de Cuba (1873-75), de la que vuelve aquejado de malaria, con un gran flashback (analepsis en español) para revisar su infancia. La película repasa toda su vida adulta y termina en la ceremonia de entrega del Premio Nobel de Fisiología o Medicina el 10 de diciembre de 1906.

Estrenada en 1959, estos 55 años no le han sentado nada bien a la película. Tiene un ritmo lento, con escenas inconexas y un planteamiento teatral. Está hecha según los cánones de la época, y más pensada para la exaltación del orgullo patrio que para un verdadero conocimiento del personaje. Se echa de menos la presencia de personajes importantes en el gran descubrimiento de don Santiago, como Luis Simarro o el propio Golgi (con el que compartió el Premio Nobel), que ni siquiera es nombrado. Ramón y Cajal aparece como un personaje testarudo y soberbio, con una modestia forzada, lejos del Cajal observador y paciente, en el que la modestia era una cualidad natural. El gran empeño de su vida, la publicación de los manuales de Histología Normal y Técnica Micrográfica, y de Anatomía Patológica General, que de hecho le llevarán al estudio del sistema nervioso, ni siquiera aparecen. Adolfo Marsillach hace un gran papel de…Adolfo Marsillach. Supongo que también sería una gran actuación en 1959, pero en 2014 resulta afectada, exagerada, sobreactuada y poco creíble.

Y, a pesar de todo, hay que verla.

Anuncios