felix1

Félix Samuel Rodríguez de la Fuente nació el 14 de marzo de 1928 en un pueblo de Burgos, Poza de la Sal. Hijo de un notario, gran aficionado a la lectura, creció en un ambiente de nivel cultural alto. De hecho, la instrucción básica la recibió de su padre, y no fue a un colegio hasta los 9 años, cuando fue internado en los Sagrados Corazones de Vitoria. Posteriormente estudió bachillerato en el colegio de los Maristas de Burgos.
A los 17 años, en 1946, ingresa en la Facultad de Medicina de Valladolid, más por dirección de su padre que por vocación propia. Aunque sus inicios como estudiante de Medicina son titubeantes, termina la carrera de forma brillante, gracias al curioso método de desatender los estudios los dos primeros trimestres del curso, en los que se dedicaba a su afición por la Naturaleza, y hacer un gran esfuerzo en el tercero, obteniendo calificaciones altas.
Una vez licenciado en Medicina, y también siguiendo la dirección de su padre, se especializa en Estomatología, titulándose en 1957 con el premio Landete Aragón, y ejerce en la consulta de un prestigioso estomatólogo de Madrid, el Dr. Baldomero Sol. En 1960 fallece su padre y deja definitivamente la Medicina para dedicarse a su verdadera vocación.
Ya desde pequeño, la vida rural le da la oportunidad de salir al campo a diario, práctica que sólo fue interrumpida durante el internado en el Colegio de los Sagrados Corazones. En la juventud comienza a interesarse por la cetrería, hasta el punto de empezar a practicarla basándose en escritos medievales. Durante su época universitaria, y bajo la influencia de José Antonio Valverde, uno de los precursores de la creación del Parque de Doñana, define claramente su verdadera vocación y en 1954 fundan, entre otros, la Sociedad Española de Ornitología.
Una vez abandonada definitivamente la Medicina, la carrera de Félix Rodríguez de la Fuente como naturalista y divulgador es ya imparable. En 1964 organiza las Jornadas Internacionales de Cetrería en Guadalajara y ese mismo año sale por primera vez en televisión. Unos meses más tarde comienza su primera colaboración habitual, en el programa Fin de Semana, que durará cuatro años.
Rueda su primer documental, Señores del espacio, en 1965. En 1966 logra que se apruebe en España una ley de protección del halcón peregrino y las rapaces nocturnas. Desde entonces no parará de trabajar en diversos proyectos divulgativos, pero la que se puede considerar su obra cumbre, la serie El Hombre y la Tierra, se rodará entre 1973 y 1980.
En marzo de 1980 se traslada a Alaska para rodar la carrera de trineos con perros más importante del Mundo, la Iditarod Trail Sled Dog Race. Al despegar en avioneta para realizar planos aéreos uno de los hidropatines se desprende y la avioneta se estrella en Shaktoolik, una pequeña población de esquimales a unos 25 km del mar de Bering, falleciendo Félix Rodríguez de la Fuente junto con Warren Dobson, el piloto; Teodoro Roa, el cámara; y Alberto Mariano Huéscar, ayudante de cámara.
Félix Rodríguez de la Fuente representa un claro ejemplo del “niño déjate de tonterías” que todos los padres nos han dicho alguna vez. Y, normalmente, con razón. Aunque lo políticamente correcto es decir que persiguiendo los sueños se llega a la cumbre (en este caso es cierto), habría que buscar a todos aquellos que, persiguiendo sus sueños, nunca pudieron pagar una hipoteca…

Anuncios