Latest Entries »

anton-chekhov

Antón Pávlovich Chéjov nació en Taganrog (Rusia), una ciudad fundada por Pedro I a orillas del Mar Azov, cerca de la frontera con Ucrania, un 29 de enero de 1860 (17 de enero en el calendario juliano). Era de familia humilde. De hecho, su abuelo era un siervo ruso que logró su liberación y la de los suyos pagando 700 rublos por cabeza. Antón era el tercero de seis hermanos. Su padre regentaba una humilde tienda de ultramarinos.

Por dificultades económicas su familia se ve obligada a emigrar a Moscú en 1875, y él se queda terminando el bachillerato en el Liceo de Taganrog hasta 1879, en que se reúne de nuevo con ellos. Ese año comienza a estudiar Medicina en la Universidad de Moscú, donde se licencia en 1884.

Inicialmente ejerce la profesión, y, contra lo que se puede leer en algunas fuentes, con verdadera vocación. Él mismo escribe en una de sus cartas, en 1886: “soy médico y siento una gran pasión por la Medicina de modo que el proverbio sobre las dos liebres (“el que sigue dos liebres, tal vez cace una, y muchas veces, ninguna”) nunca quitó tanto el sueño a nadie como a mí”. Compra un terreno y pone dispensario y escuela. Se gana la vida con la Medicina, pero atiende a los enfermos sin recursos de manera gratuita.

A finales de la década de los 80 contrae tuberculosis. Entonces se cree que es por contagio de sus enfermos, pero unos años antes había estado cuidando a su hermano, que murió de esta misma enfermedad. Eso le obliga a dejar la profesión, aunque seguirá atendiendo a quien se lo requiera. También participa en varias campañas puestas en marcha para atajar las consecuencias de penurias y epidemias, como la que azotó la Rusia meridional en 1892-93. En 1901 contrae matrimonio con Olga Leonárdovna Knipper.

Su labor literaria comienza durante sus estudios universitarios. Por una modesta cantidad (5 kopecks por línea), con la que ayuda a su familia, escribe relatos cortos para diarios y semanales. Son relatos de humor sobre la vida rusa de la época. Una vez licenciado continúa escribiendo, artículos ya más elaborados, y publica sus primeros libros de relatos. En 1887 gana el premio Pushkin por su colección de relatos cortos Al Amanecer.

En los años de enfermedad pasa largos periodos en Niza o Crimea, siguiendo las recomendaciones de la época de vivir en zonas templadas. En 1904, ya gravemente enfermo, se traslada al balneario de Badenweiler, en la Selva Negra alemana. Allí fallecerá el 15 de julio de ese mismo año.

Encuadrado dentro de la corriente del Realismo Ruso, maestro del teatro y el relato corto, disfrutó de una merecida fama en su país de escritor importante, pero hasta después de su muerte no trascendió su figura al resto del Mundo para convertirse en uno de los máximos exponentes de la literatura del S. XIX.

Aunque en este caso este médico que no ejerce sí ejerció, es un claro exponente del perfil que buscamos en esta sección. Conocido por sus actividades al margen de la Medicina, pero médico al fin y al cabo.

Aprovecho para desearles a todos una Feliz Navidad.

Anuncios

2013. El Médico

el-medico-cartel-2El Médico es una película alemana de 2013, basada en la novela homónima de Noah Gordon, de la que ya hemos hablado en este blog. Dirigida por Philipp Stölzl e interpretada por Tom Payne, Stellan Skarsgard, Ben Kingsley y Emma Rigby. Cuenta la historia de Robert Cole, un niño inglés que queda huérfano y sirve a las órdenes de un cirujano barbero. Pero su inquietud por el conocimiento de la Medicina lo hace viajar por todo el mundo para entrar en la Madraza de Ibn Sina (Avicena).
Aunque suene a tópico, y aunque lo sea, el libro es mejor. La película, aún así, no está mal. La historia es la misma, con pequeñas variaciones, y por lo tanto no deja de ser una buena historia, pero si algo tiene el libro es ritmo. Un ritmo trepidante que te obliga a seguir leyendo. Y es lo que le falta a la película. Por momentos se hace un poco lenta, y aunque parezca paradójico, tiene prisa por meter el libro entero en dos horas y media.
Pero, como digo, es un rato entretenido. Y además, siempre es un placer ver a Ben Kingsley. Y si hace de un personaje como Avicena, pues mejor. También muy bien Stellan Skarsgard. Los jóvenes están un escalón por debajo.

Primer médico conocido de la Historia, allá por el 2700 adC. También fue arquitecto, astrónomo y sacerdote, y llegó a ser considerado como Dios de la Medicina en Egipto. Sirvió a las órdenes de Zoser (o Djoser, o Djeser), segundo faraón de la Tercera Dinastía.

images imaggesInmotep. Museo del Louvre. París. Francia

1970. M.A.S.H.

MASH

Película estadounidense dirigida en 1970 por Robert Altman, basada en el libro MASH: a novel about three army doctors, de Richard Hooker. Interpretada por Donald Sutherland, Elliot Gould, Tom Skerrit, Sally Kellerman y Robert Duvall. Narra las peripecias de un grupo de sanitarios durante la guerra de Corea en un hospital de campaña a pocos kilómetros del frente. Ganó el Óscar al mejor guión adaptado y fue nominada en las categorías de Mejor Película, Mejor Director, Mejor Actriz de reparto y Mejor Montaje.

O se me está agriando el carácter o estoy perdiendo el gusto por el cine. Veo con verdadero asombro las nominaciones de esta película y no deja de sorprenderme. Es lo más parecido que he visto últimamente a una película de Pajares y Esteso a la americana. Una serie de gags de dudoso gusto y escasa gracia se suceden en una comedia absurda que, según dicen los que saben de esto, esconde una ácida crítica, que yo no he terminado de encontrar. Me parece una película vacía y perfectamente prescindible.

Recordaba yo con cariño la serie que comenzó en los años 70, inspirada en esta película y con su mismo nombre, y protagonizada por Alan Alda y Wayne Rogers. Los recuerdos me hace verla como una serie simpática y divertida, no sé cómo la vería hoy. Pero, como ustedes ya saben, aquí no hablamos de series…

felix1

Félix Samuel Rodríguez de la Fuente nació el 14 de marzo de 1928 en un pueblo de Burgos, Poza de la Sal. Hijo de un notario, gran aficionado a la lectura, creció en un ambiente de nivel cultural alto. De hecho, la instrucción básica la recibió de su padre, y no fue a un colegio hasta los 9 años, cuando fue internado en los Sagrados Corazones de Vitoria. Posteriormente estudió bachillerato en el colegio de los Maristas de Burgos.
A los 17 años, en 1946, ingresa en la Facultad de Medicina de Valladolid, más por dirección de su padre que por vocación propia. Aunque sus inicios como estudiante de Medicina son titubeantes, termina la carrera de forma brillante, gracias al curioso método de desatender los estudios los dos primeros trimestres del curso, en los que se dedicaba a su afición por la Naturaleza, y hacer un gran esfuerzo en el tercero, obteniendo calificaciones altas.
Una vez licenciado en Medicina, y también siguiendo la dirección de su padre, se especializa en Estomatología, titulándose en 1957 con el premio Landete Aragón, y ejerce en la consulta de un prestigioso estomatólogo de Madrid, el Dr. Baldomero Sol. En 1960 fallece su padre y deja definitivamente la Medicina para dedicarse a su verdadera vocación.
Ya desde pequeño, la vida rural le da la oportunidad de salir al campo a diario, práctica que sólo fue interrumpida durante el internado en el Colegio de los Sagrados Corazones. En la juventud comienza a interesarse por la cetrería, hasta el punto de empezar a practicarla basándose en escritos medievales. Durante su época universitaria, y bajo la influencia de José Antonio Valverde, uno de los precursores de la creación del Parque de Doñana, define claramente su verdadera vocación y en 1954 fundan, entre otros, la Sociedad Española de Ornitología.
Una vez abandonada definitivamente la Medicina, la carrera de Félix Rodríguez de la Fuente como naturalista y divulgador es ya imparable. En 1964 organiza las Jornadas Internacionales de Cetrería en Guadalajara y ese mismo año sale por primera vez en televisión. Unos meses más tarde comienza su primera colaboración habitual, en el programa Fin de Semana, que durará cuatro años.
Rueda su primer documental, Señores del espacio, en 1965. En 1966 logra que se apruebe en España una ley de protección del halcón peregrino y las rapaces nocturnas. Desde entonces no parará de trabajar en diversos proyectos divulgativos, pero la que se puede considerar su obra cumbre, la serie El Hombre y la Tierra, se rodará entre 1973 y 1980.
En marzo de 1980 se traslada a Alaska para rodar la carrera de trineos con perros más importante del Mundo, la Iditarod Trail Sled Dog Race. Al despegar en avioneta para realizar planos aéreos uno de los hidropatines se desprende y la avioneta se estrella en Shaktoolik, una pequeña población de esquimales a unos 25 km del mar de Bering, falleciendo Félix Rodríguez de la Fuente junto con Warren Dobson, el piloto; Teodoro Roa, el cámara; y Alberto Mariano Huéscar, ayudante de cámara.
Félix Rodríguez de la Fuente representa un claro ejemplo del “niño déjate de tonterías” que todos los padres nos han dicho alguna vez. Y, normalmente, con razón. Aunque lo políticamente correcto es decir que persiguiendo los sueños se llega a la cumbre (en este caso es cierto), habría que buscar a todos aquellos que, persiguiendo sus sueños, nunca pudieron pagar una hipoteca…

Los números de 2014

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2014 de este blog.

Aquí hay un extracto:

La sala de conciertos de la Ópera de Sydney contiene 2.700 personas. Este blog ha sido visto cerca de 17.000 veces en 2014. Si fuera un concierto en el Sydney Opera House, se se necesitarían alrededor de 6 presentaciones con entradas agotadas para que todos lo vean.

Haz click para ver el reporte completo.

Averroes. Córdoba

10_01_29_averroes_foto_martin_javieraverroesfotos-cordoba-juderia-003

Monumento a Averroes. Córdoba.

Pablo Yusti. 1967.

1959. Salto a la gloria

saltoalagloria

Película española de 1959, dirigida por León Klimovsky e interpretada por Adolfo Marsillach y Asunción Sancho. Fue presentada al Festival de San Sebastián de 1959 y ganó el premio a la mejor largometraje de habla hispana y a la mejor interpretación masculina.

Es una biografía de Santiago Ramón y Cajal, que comienza en la guerra de Cuba (1873-75), de la que vuelve aquejado de malaria, con un gran flashback (analepsis en español) para revisar su infancia. La película repasa toda su vida adulta y termina en la ceremonia de entrega del Premio Nobel de Fisiología o Medicina el 10 de diciembre de 1906.

Estrenada en 1959, estos 55 años no le han sentado nada bien a la película. Tiene un ritmo lento, con escenas inconexas y un planteamiento teatral. Está hecha según los cánones de la época, y más pensada para la exaltación del orgullo patrio que para un verdadero conocimiento del personaje. Se echa de menos la presencia de personajes importantes en el gran descubrimiento de don Santiago, como Luis Simarro o el propio Golgi (con el que compartió el Premio Nobel), que ni siquiera es nombrado. Ramón y Cajal aparece como un personaje testarudo y soberbio, con una modestia forzada, lejos del Cajal observador y paciente, en el que la modestia era una cualidad natural. El gran empeño de su vida, la publicación de los manuales de Histología Normal y Técnica Micrográfica, y de Anatomía Patológica General, que de hecho le llevarán al estudio del sistema nervioso, ni siquiera aparecen. Adolfo Marsillach hace un gran papel de…Adolfo Marsillach. Supongo que también sería una gran actuación en 1959, pero en 2014 resulta afectada, exagerada, sobreactuada y poco creíble.

Y, a pesar de todo, hay que verla.

Francis-Crick-_2239100bWatson y Crick con la maqueta de su diseño

El 25 de abril de 1953 James Watson, de 25 años, y Francis Crick, de 38, investigadores del laboratorio Cavendish, de Cambridge (Reino Unido), publican en la revista científica Nature la estructura del ADN, cambiando para siempre la Historia de la Medicina, al abrir la era de la genética moderna, en la que actualmente nos encontramos.
El artículo, llamado “molecular structure of nucleic acids. A structure for deoxyribose nucleic acid” es un monumento a la sencillez. Lejos de los kilos y kilos de papel con miles de referencias bibliográficas a los que estamos acostumbrados hoy por hoy, estos señores apenas necesitaron dos páginas y seis referencias para cambiar la Historia de la Humanidad. Comienzan con un modesto “deseamos sugerir una estructura para la sal del ácido desoxirribonucleico. Esta estructura tiene aspectos novedosos que son de interés considerable”.

foto01
Sin embargo, esta publicación tiene sus luces y sus sombras. En primer lugar, y sin por ello restar mérito a los autores, la conclusión publicada en este artículo no es fruto de una genialidad ni de un arduo proceso de investigación, sino más bien de una buena recopilación de información y la genialidad… de otra persona.
Los primeros descubrimientos que nos llevan al año 53 son aún del S. XIX. En 1869 Johann Friedrich Miescher descubre una nueva sustancia a la que llama nucleína, al ser capaz de aislar el contenido del núcleo del resto de la célula. Posteriormente se comprobó que esta sustancia era ácida, por lo que fue llamada ácido nucleico. Ya en los años 20 Phoebus A. Levene identifica los distintos tipos de ácidos nucleicos (bases nitrogenadas), dividiéndolos en purinas (guanina y adenina) y pirimidinas (citosina y timina). Levene propone además la disposición de las bases y su forma de organizarse en los llamados nucleótidos. Además, sugiere, aún sin base científica, que pueden ser los portadores de la información genética.
Linus Pauling, catalogado por Isaac Asimov como “el químico más grande del S. XX” (premio nobel de química en 1954 por la descripción de la naturaleza de los enlaces químicos), después de meses de investigación, publica en febrero de 1953 su propuesta de estructura del ADN: la triple hélice. Él mismo no está del todo convencido de la viabilidad física de su modelo, pero aún así lo publica, sirviendo de inspiración para Watson y Crick, que son capaces de corregir su modelo utilizando una valiosa información…
Rosalind Franklin era una química británica que dedicó su carrera a la Cristalografía, la ciencia que estudia las estructuras cristalinas. Este estudio se hace mediante difracción de rayos X sobre la sustancia que se estudia. En 1951 comienza a trabajar en el Kings College de Londres, donde investiga la estructura del ADN junto con Maurice Wilkins, con el que mantiene una enemistad personal. En 1952 realiza la fotografía 51 (imagen de la difracción de rayos X sobre la molécula de ADN) y escribe en sus notas: “la estructura del ADN tiene dos cadenas”. Linus Pauling solicita ver la fotografía 51 y Wilkins se lo niega, mostrándosela a su vez a Watson y Crick sin el consentimiento de Franklin. Era el dato que les faltaba para componer su modelo de estructura.

Photo-51Fotografía 51

En 1962 Watson, Crick y Wilkins son galardonados con el Premio Nobel de Fisiología o Medicina. Hay quien pretende ver en la exclusión de Franklin una evidencia del machismo imperante en el mundo de la ciencia. Nada más lejos. Rosalind Franklin falleció en 1958 de un cáncer de ovario, a los 37 años de edad, probablemente víctima de una mala protección radiológica. Como ya comentábamos en una entrada previa de esta misma sección, el Premio Nobel sólo se concede a personas vivas. La única excepción es el caso en el que el fallecido estuviera vivo en el momento de la elección. Tras unos años de olvido injusto, el mérito de Franklin fue reconocido por los galardonados a lo largo de toda su carrera.

 

Gregorio Marañón Sorolla

Gregorio Marañón Posadillo. 1920. Joaquín Sorolla y Bastida.

150 x 89 cm. Óleo sobre lienzo. Hispanic Society of America. Nueva York (EEUU)